Una Breve Historia de la Proloterapia

26.03.2018

25 siglos atrás, Hipócrates, el padre de la medicina Occidental, introdujo sondas de metal calientes en los dislocados y dolorosos hombros de los lanzadores de jabalinas. Él creía que esto estrecharía la capsula del hombro al crear una cicatriz dura y que esta cicatriz dura dejaría al hombro en su lugar.

Más recientemente, en 1939, el Dr. George S. Hackett, médico que trabajaba para compañias de seguro, notaba que las víctimas de accidentes de tráfico que sufrían de dolor crónico parecía que su dolor era a causa de ligamentos o tendones que no curaban del todo.

Hackett - Hemwall

El Dr. Hackett se dio cuenta que al reparar estos tejidos conectivos ayudaría muchísimo con su dolor. El introdujo un compuesto irritante para reactivar el mecanismo natural del cuerpo para acelerar la producción o "proliferación" de nuevo tejido con colágeno. El Dr. Hackett acuño el termino "Proloterapia", ("prolo" reducción para terapia "proliferativa") para describir la técnica.

El Dr. Hackett es considerado el "padre" de la Proloterapia moderna por su extensiva investigación y clases sobre la materia y porque el introdujo la técnica a muchos otros doctores, incluyendo al Dr. Gustav A. Hemwall.

En 1955 el Dr. Hemwall atendió a una presentación dada por el Dr. Hackett a la Junta Nacional de la Asociación Americana de Medicina. Realmente impresionado por los resultados del Dr. Hackett al tratar el dolor. El Dr. Hemwall pronto se convirtió en el principal practicante de Proloterapia. Un rol con el cual continuaría hasta su retiro en 1996 a la edad de 87 años.

Los primeros intentos del Dr. Hemwall con la Proloterapia dieron asombros resultados. Pacientes a los que había tratado sin éxito durante años, fueron de pronto sanando y viviendo vidas casi sin dolor después de unas cuantas sesiones.

En su carrera, el Dr. Hemwall administró Proloterapia a más de 10,000 pacientes uno de los cuales fue cirujano general en Estados Unidos el Dr. C Everett Koop que, después de sus propios cambios dramáticos con la Proloterapia, ofrece el tratamiento a sus propios pacientes.