Lesiones Óseas y Articulares en el Vóleibol

21.07.2018

El voleibol o voley es un deporte de equipo que consiste en hacer pasar la pelota al campo contrario por encima de una red colocada transversalmente en medio de la pista, principalmente mediante las manos, aunque las reglas también permiten hacerlo con cualquier otra parte del cuerpo.

El balón puede ser tocado o impulsado con golpes limpios, pero no puede ser parado, sujetado, retenido o acompañada. Para anotar un punto hay que conseguir que la pelota toque el suelodentro del terreno de juego del equipo rival, respetando el reglamento.

Las lesiones más comunes en el Vóleibol

Lesiones en los dedos de la mano- puede abarcar desde un simple esguince de dedo mientras estás bloqueando la pelota, a un descolocamiento del dedo o el pulgar debido a una inadecuada técnica de bloqueo. Los síntomas de la lesión son: hinchazón, dolor y rotura, dolor en la mano al tocar la punta del dedo y la incapacidad para moverse. Las lesiones en los dedos son consideradas como traumatismos menores PERO sin el tratamiento adecuado pueden suponer grandes problemas.

Lesiones de hombro 

Los movimientos rápidos del brazo tienden al debilitamiento de los músculos del manguito rotador. Las lesiones de hombro pueden causar desde una luxación del hombro hasta la separación del hombro. Los síntomas comunes van desde la inflamación de base, hinchazón de la zona de los hombros hasta un fuerte dolor y entumecimiento. 

Las lesiones de tobillo 

Son comunes en muchos jugadores. Los numerosos ligamentos del tobillo pueden estirarse o romperse cuando se fuerzan en una posición incómoda. ¿Cómo sabes si te has lesionado un tobillo? ¡Tranquilo, el dolor y la hinchazón te harán darte cuenta!

Lesiones de rodilla 

La constante posición de rodillas dobladas que se realiza en varias ocasiones o los "aterrizajes duros" y el exceso de estrés en las articulaciones provoca dolor e hinchazón. Un síntoma común es la rigidez matutina que disminuye a medida que avanza el día.

Lesiones de la espalda 

Cuando se realizan cambios de dirección o los movimientos de bloqueo de pelota sobre la cabeza, por eso, con el tiempo algunos jugadores pueden acabar desarrollando dolor de espalda crónico. Los síntomas comunes son dolor al doblar, girar o rotar la parte baja de la espalda.