Lesiones Óseas y Articulares en el Baloncesto

18.07.2018

El baloncesto fue creado como un deporte donde los jugadores tienen poco contacto con el rival, pero hoy en día la intensidad de juego es más elevada y el contacto es inevitable. Considerado como deporte de alto riesgo de lesión, es evidente que la lesión dependerá de si practicas el deporte de forma ocasional, si eres un profesional o si estás en edad de crecimiento. 

Las lesiones más habituales en jugadores ocasionales son los esguinces de tobillo, pero no podemos olvidar las luxaciones de dedo, la fascitis plantar u otras lesiones leves que puedan estar asociadas a este deporte.  Las lesiones de las manos también suelen ser habituales y deben ser tratadas. Es una práctica muy habitual no darle importancia a este tipo de lesiones, colocando un vendaje funcional si tener en cuenta la visión de un especialista.

Lesiones Frecuentes en Baloncesto

Los jugadores en niveles profesionales, están más expuestos a la lesión ya sea en los entrenamientos o en las competiciones. La lesión más común es el esguince de tobillo, pero la lesión que más incapacita y deja en el banquillo a un jugador son las relacionadas con la rodilla. El cansancio y la fatiga o la mala preparación física son unas de las causas habituales para que se produzcan las lesiones. 

Tipo de lesión

A continuación os detallo una lista de las más habituales según la zona del cuerpo:

Extremidad superior:

- Luxación de dedo

Tronco:

- Lumbalgia
- Hernia de disco
- Discopatía lumbar

Extremidad Inferior:

- Tendinitis rotuliana o "rodilla del saltador"
- Esguince de tobillo:

- Grado I
- Grado II
- Grado III

Pie

- Fascitis plantar
- Fractura de pie por estrés: este tipo de lesión puede ser secundaria a las anteriores. Por acumulación de partidos y por sobre-entrenamiento. Suelen ser de pie o por la parte baja de la tibia. Una vez diagnosticada, el rehabilitador te indicará inmovilización del miembro fracturado mediante férulas u otros dispositivos para no cargar peso sobre la extremidad lesionada.

Hay otras lesiones como las heridas en la cara, muy habituales por contacto, que requieren de puntos de sutura o colocación de vendaje o apósitos. También hay contusiones sobre todo en la extremidad inferior.