El Sobrepreso y las Articulaciones

23.06.2018

El sobrepeso afecta notablemente el desempeño de las rodillas, debido a que es donde se resiente todo el peso de la persona y conforme va subiendo su volumen corporal, también van aumentando las molestias en esta parte del cuerpo. Además, el exceso de peso también aumenta la presión sobre el arco de la planta mientras se permanece de pie o al caminar; este sufrimiento es el precursor del dolor en el pie y la rodilla.

Entre las afecciones más comunes en las articulaciones inferiores, se encuentran la tendinitis, que es la inflamación de los tendones como resultado del uso excesivo de un tendón durante ciertas actividades que requieren un esfuerzo físico como correr, saltar o andar en bicicleta. Esta afección se observa con frecuencia en jugadores de baloncesto que con fuerza chocan contra el suelo después de realizar un salto.

Dificultad al caminar por los desgarres.

Los esguinces y desgarres de cartílago suceden cuando se sufre un golpe fuerte o torcedura. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón y dificultad para caminar.

También está la osteoartritis, un tipo de artritis que afecta a la rodilla y es un proceso degenerativo que afecta a personas de mayor edad.

En caso de una lesión en la rodilla causada por un traumatismo, se recomienda inmovilizar la pierna afectada sin apretar, colocar hielo en la zona, nunca calor, no intentar mover la extremidad afectada, y llevar a la persona lesionada lo antes posible a revisión con un especialista.

Por último, es muy importante mantener un peso adecuado para evitar complicaciones futuras en las rodillas y demás articulaciones. El ejercicio es siempre recomendable; no obstante, debe realizarse bajo la supervisión de especialistas para evitar lesiones, calentar por lo menos 10 minutos antes de desarrollar la actividad física, no excederse para no producir la fatiga de la articulación, no levantar exceso de carga, además de no realizar movimientos bruscos.