6 Consejos para Proteger tu Espalda

02.02.2018

La maravillosa fuerza y flexibilidad que esta en tu espalda a veces puede ser susceptible a desarrollar diferentes problemas. Y por los muchos nervios que corren por toda la espina y por el resto de tu cuerpo, un problema de espalda puede llevar a un problema de pierna o de caderas y mucho más.

La espalda esta sujeta a lesiones cuando levantamos un objeto pesado, cuando nos doblamos o ante cualquier movimiento súbito, cualquiera que cause que los músculos o los ligamentos puedan desarrollar roturas microscópicas. Al paso del tiempo, la pobre postura o el estrés repetitivo pueden incluso llevar a la tensión muscular o incluso otros problemas del tejido blando. 

6 Consejos para Proteger tu Espalda

  1. Ejercita tu centro. Músculos fuertes en el centro son importantes para proveer de soporte para la espalda baja y evitar una lesión. Ejercicio cardiovascular de bajo impacto, como ejercitarse caminando, aumenta la presión sanguínea de la columna, que lleva nutrientes reparadores e hidratación a las estructuras de tu espalda baja. Si el ejercicio parece imposible para ti, haz pequeñas metas para que poco a poco comiences a moverte, así como subir y bajar las escaleras tres veces seguidas, caminar con un amigo, o sentarse en una pelota de ejercicio por veinte minutos.
  2. Corrige tu postura. La postura errónea pone presión en tu espalda y puede causar que la degeneración del disco sea más dolorosa. Dale soporte a la curvatura natural en tu columna utilizando sillas ergonómicas y pon un recordatorio en tu teléfono de checar tu postura alrededor del día mientras trabajas. Asegúrate de pararte y caminar alrededor por lo menos una vez cada hora si te sientas la mayor parte del día. Si puedes usa un escritorio que te permita estar parado al menos una parte del día. 
  3. Levanta objetos pesados correctamente. Incluso si eres joven y fuerte, puedes aún así lastimar tu espalda baja si levantas un objeto pesado incorrectamente.
  4. Se un atleta comprensivo. No importa que tan fit y atlético estés, un movimiento erróneo y puedes lastimar tu espalda. Asegúrate de entender el potencial de tu espalda y el provecho que puedes sacarle al practicar tu deporte favorito.
  5. Mejora toda tu salud física. La columna refleja la salud general de tu cuerpo. Cualquier cosa que puedas hacer para mejorar en general tu condición física y salud puede beneficiar tu espina dorsal, así como tomar mucha agua, minimizar el consumo de alcohol o no tomar, tener una dieta anti inflamatoria (o menos inflamatoria) y dejar de fumar. Es también importante tener suficiente sueño reparador, ya que tener poco sueño puede llevar al dolor de espalda o hacer peor una condición existente previa de espalda. 
  6. Estira tus muslos posteriores. Una no muy conocida causa de dolor de espalda es muslos apretados. Simplemente estirar tus muslos posteriores puede ayudar a bajar la presión de tu pelvis y proveer de alivio a lo largo de tu espalda baja. No todos los estiramientos de muslos posteriores son buenos para las diversas condiciones de espalda, pero igualmente, debes acudir con tu especialista para que te ayuda a comprender tu dolor y ayude a corregir tu dolor.