¿Desgarre, Esguince o Torcedura?

17.03.2018

Para muchos el comienzo de un nuevo año significa el comienza de una nueva rutina de ejercicio. Es difícil tener que comprometerse con tiempo para hacerlo, pero nada empeora más una resolución de año nuevo de este tipo que tener una lesión. Ahora te ofreceremos algunos tips para que reconozcas y prevengas lesiones comunes a la hora de hacer ejercicio. Aún así es recomendable que te no te  auto diagnostiques. Siempre ve con tu especialista, seguro te ayudará.

Esguince: Lesión de ligamentos.

Un Esguince involucra el sobre estiramiento o desgarre de los ligamentos, los cuales son el tejido fibroso conectivo, encargado de enlazar huesos con otros y estabilizarlos. Los esguinces ocurren cuando la articulación es forzada en una posición que no es natural, estos pasan frecuentemente en el tobillo, pero aun así pueden ocurrir en cualquier articulación, así como la muñeca o la rodilla. Las lesiones en los ligamentos en el tobillo exterior ocurren cuando el tobillo gira hacía fuera y el pie lo hace hacía adentro. Por otro lado, los esguinces internos de tobillo, los cuales son menos comunes que aquéllos que ocurren fuera del tobillo, resultan del tobillo golpeando hacía adentro y el pie doblándose hacía fuera.  

Dolor de músculo o articulación, inflamación, movimiento obstaculizado, sensibilidad y hematomas son síntoma de un esguince. La severidad del esguinces puede oscilar entre mediana y seria. Torcerse el tobillo puede resultar en un ligamento sobre estirado que puede volverse sensible, hinchado y rígido, a pesar de esto el tobillo aún lo suficientemente estable para soportar el peso al caminar.

Torcedura: Lesión del Tendón o Músculo

Una torcedura es el sobre estiramiento o desgarre de un músculo o tendón, los cuales son las fibras que conectas los músculos a los huesos. Pueden ocurrir por un simple incidente o de movimientos repetitivos a lo largo de un tiempo prolongado. Una torcedura aguda es el estiramiento o torcedura del musculo o tendón, así como, una torcedura crónica se basa en movimientos repetitivos a lo largo del tiempo que ponen en estado de estrés al músculo o tendón.

Los espasmos musculares, debilidad, calambres e inmovilidad, así como el dolor, moretones e hinchazón son síntomas de una torcedura. Como los Esguinces las torceduras varían en su severidad. Puede tomar varías semanas aliviar los síntomas de una torcedura mediana a moderada.

Desgarre: Lesión en ligamentos, músculo o tendones.

Los desgarres son la roturas del tejido fibroso que ocurren en los ligamentos, musculos y tendones en actividades similares que causan que este tejido se sobreestire, aún así, si el diagnóstico es más serio, los desgarres de músculo y tendones pueden tomar multiples meses en curar. Usualmente, entre peor sea un desgarre, más inflamación y dolor puede experimentar una personas y más largo puede ser el tiempo de curación de la persona. Tratamientos no quirurgicos pueden ser suficientes, la Proloterapia realmente puede servir.

Hemos aprendido de Desgarres, Torceduras y Esguinces y ya lo creas o no, realmente hay alternativas casi sin dolor comparadas con una cirugía. La Proloterapia puede llevarte al siguiente nivel, la decisión esta en ti.